Oh, Valentinus – Reseña Pukkelpop Parte 3


El primer día del Pukkelpop lo cerramos con Placebo. Tal vez en Inglaterra no son el mayor hit, pero fuera de la isla vaya que siguen teniendo validez, para muestra el botón Pukkelpop, ya que era el segundo año consecutivo que eran headliners del festival. Eso sí, los belgas no se emocionaron mucho. En realidad, como buenos europeos, no se emocionan mucho con casi nada, lo de ellos es poner atención, disfrutar la música y no gastar mucha energía. Solo en The Prodigy e Iron Maiden los llegue a ver un poco locos. Eso si, yo disfruté mucho a Placebo como siempre, que tocaron un buen set incluyendo una canción nueva, Trigger Happy Hands.

Placebo – Bright Lights

El día siguiente empezó mas temprano. Un desayuno rápido en el hotel de Hasselt y ahora una caminata más a conciencia por la ciudad. Que fue cuando pudimos apreciar en todo su esplendor las imágenes religiosas que había por la misma. Aparentemente había un festival religioso que solo se celebra cada 7 años (??) y el protagonista del mismo era un fraile llamado Valentinus, aparentemente uno de los personajes más importantes de Hasselt. Muy raro y pintoresco todo el asunto, porque además había por toda la ciudad varios espectaculares tipo comic con Valentinus y sus aventuras, como este:

 

El comic de "Valentinus" en Hasselt

 

 

Después de ver estas rarezas, nos aprestamos a tomar el camión que nos llevaría otra vez al festival.  Atravesar Hasselt y Kiewitt sin tráfico no tomo mas de 20 minutos, y el mayor problema para entrar fue a la hora de la revisión, ya que revisan boleto por boleto e incluso hay que llevar una identificación oficial cuyo nombre coincida con el boleto para poder entrar.  Pero una vez ahí estábamos listos para un gran día, ahora si temprano.

 

Pukkelpop, sin gente.

 

La primera banda del día fue Airship, banda originaria de Manchester de la que alguna vez ya hable por aquí y que solo tienen uno que otro single y un par de E.P.’s, siendo el más reciente, Algebra, el que mejores resultados les ha dado y el que llego a convocar a las aproximadamente 50 personas que estábamos ahí. El sonido no fue el mejor, sobre todo al ser la primer banda del día, pero no les fue mal y tocaron un buen set.

Airship – Spirit Party

Después corrimos a The Chateau (el escenario de carpa de circo caluroso) para ver a Villagers. Gran set de Conor O’Brian y sus compinches, también con una sorprendente cantidad de gente viéndolos igual que a Stornoway el día anterior, sobre todo siendo grupos tan nuevos, aunque con Villagers se explica mas por su nominación al Mercury. Mucha gente coreando las canciones del Becoming A Jackal, en especial la que da título al disco. Memorable presentación.

Villagers – Becoming A Jackal

Después siguió una visita al escenario principal. El calor estaba a todo lo que daba, sin ni una nube en el horizonte y con la gente llegando en cantidades mayores al festival. La visita en este escenario era por la presentación de Kate Nash, seguida por The Cribs. Primero la señorita Nash, que se presentó con una mano lastimada, lo que limito su tiempo frente al piano y resultó en una presentación muy energética, con una elección muy controversial de maquillaje y en la que solo toco una canción de su disco debut (se imaginarán cual).

 

Kate Nash

 

Kate Nash – Foundations

Por cierto que para la última canción de Kate, I Just Love You More, se le unió su novio, Ryan Jarman, que momentos después tomaría el escenario junto con sus hermanos y Johnny Marr para dar un energético set. The Cribs no atrajeron mucha gente más de la que estaba viendo a Kate, e incluso nosotros nos fuimos antes de que terminara el set, pero eso no quiere decir que haya estado mal. Todo lo contrario, estuvieron muy energéticos y animados y sin duda la adición de Johnny Marr les ha ayudado a enfocar más sus presentaciones en vivo, que ya no son tan caóticas como antes, suenan mucho más trabajados y con mucho mas ensayos encima.

The Cribs – We Were Aborted

Como mencionaba, nos fuimos antes de que terminara el set pero por una buena razón. Y esa fue para agarrar buen lugar para ver al dueto favorito de Brighton, Blood Red Shoes.  Steve Ansell y Laura-Mary Carter se presentaban por tercer año consecutivo en Pukkelpop, cada año subiendo de escenario y lugar en el cartel, ahora presentándose en el Marquee.  Mucha gente viéndolos y no defraudaron. Dieron una presentación con todo su poder de dueto ruidoso y que puso a muchísima gente a brincar, algo que no se veía mucho en el Pukkelpop.  Para mí, de lo mejor que vi en el festival.

Blood Red Shoes – It’s Getting Boring By The Sea

Un comentario en “Oh, Valentinus – Reseña Pukkelpop Parte 3”

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.