Video nuevo, y detalles del 5to disco de Embrace

Ahora si, el conejo está fuera del sombrero. Después de 8 largos años, tenemos ya una nueva canción de Embrace, como bien les mencionaba ayer. Así que sin más, ahí les va el video de Refugees. Cambio de sonido del grupo, y por cierto, bueno ver a Richard McNamara cantar buena parte de la canción, algo no muy común en el grupo.

Y hay mas. El quinto disco de la banda se llamará Embrace. Así, sin mas, y saldrá a la venta el próximo 28 de Abril. El EP de Refugees traerá tres canciones que no vienen en el disco, y saldrá a la venta el 17 de febrero. Todo lo pueden comprar y leer con más detalle en la página oficial del grupo.

Presentando a… Circa Waves

Keiran Shuddall ha vivido toda su vida en Liverpool. Siempre tuvo la ilusión de llegar lejos en el mundo de la música, y ha estado en bandas desde que era un adolescente. En una época en que la mayoría de las bandas nuevas no han ni terminado la preparatoria, Keiran pensó que, a sus ya casi 27 años, era ahora o nunca. Así que dejó a su banda, y empezó a grabar demos tocando el solo todos los instrumentos. Nada muy complicado, un par de guitarras, bajo y batería, misma fórmula que sus bandas favoritas, las cuales incluyen a los Strokes, Arctic Monkeys… y a los Pigeon Detectives.

Empezó a subir sus demos a Soundcloud bajo el nombre de Circa Waves, y una canción, Young Chasers, de repente se vio en manos de Zane Lowe, que la tocó en Radio1. Ofertas empezaron a llegar para Circa Waves, incluyendo conciertos en Londres y su natal Liverpool. El problema era que Keiran no tenía una banda. Esto fue apenas en Mayo del 2013. Para Noviembre, Circa Waves ya era una banda formada dando conciertos en Europa, con un single bajo el brazo.

Tuve oportunidad de ver a Circa Waves en Amsterdam en Noviembre. Pocas veces he visto una reacción así hacia una banda que casi nadie conocía. El público pasó de ser una veintena de personas que aplaudieron tímidamente la primera canción, a unas cincuenta o sesenta personas brincando y aplaudiendo frenéticamente para cuando terminaron su set. Y es que cada canción sonaba mejor que la anterior, usando una fórmula si bien muy repetida, también probada por muy efectiva. Habrá que ver hasta dónde los lleva a Keiran y compañía, pero por melodías, no van a parar.